jueves, 14 de noviembre de 2013

Pamplona acogerá la próxima semana una feria sobre la biomasa forestal como energía alternativa y económica

La cita, cuya asistencia será gratuita, incluirá conferencias, expositores y exhibiciones de maquinaria.



Pamplona acogerá del 21 al 23 de noviembre una feria sobre la biomasa forestal de Navarra como energía alterativa y económica, cuya asistencia será gratuita, e incluirá conferencias, mesas redondas y exhibiciones de maquinaria, entre las que cabe destacar una máquina astilladora en funcionamiento. 

Las jornadas, que se desarrollarán bajo el título genérico de I Feria de la biomasa forestal de Navarra: una energía alternativa y económica, acercarán el uso de esta energía renovable a profesionales y a la ciudadanía en general. 

En la organización de la feria colaboran el Centro de Recursos Ambientales de Navarra -CRANA- (fundación pública del Gobierno de Navarra) y el Ayuntamiento de Pamplona, con el apoyo de las empresas Saltoki, Honeywell, Giroa y Smurfit Kappa, pertenecientes a los sectores de la construcción, energía y papel. Participarán más de 35 expositores de todo el ciclo de la biomasa, desde su recogida en campo hasta su uso como combustible. 

Entre los sectores profesionales con los que se desea contar figuran los industriales y empresariales, representantes de ayuntamientos y entidades locales, y responsables de comunidades de propietarios, ya que en estos ámbitos la biomasa forestal tiene un gran potencial de uso. 

Las personas que deseen asistir a estas jornadas deben inscribirse previamente en energia.info@crana.org Tanto la asistencia a las jornadas como la visita a la feria son gratuitas, según ha informado el Gobierno en un comunicado. 

En la primera jornada, correspondiente al jueves día 21, la sesión de la mañana estará dirigida a las administraciones públicas y empresas. En ella se hablará del panorama actual y la logística de la biomasa en Navarra, y contará con la visión de organizaciones como la Federación Navarra de Municipios y Concejos, Foresna (Asociación de propietarios forestales de Navarra), Ademan (Asociación de empresarios de la madera de Navarra), y los productores de biomasa. Además, se presentarán experiencias prácticas en los sectores residencial, servicios, empresa y soluciones de financiación. 

Por la tarde se celebrará una jornada dirigida al público en general, comunidades de vecinos y administradores de fincas, en la que se expondrán ventajas y tipos de instalaciones de biomasa, ejemplos prácticos en comunidades de vecinos, y también posibilidades de financiación. 

Desde las 17 horas del propio jueves se podrá visitar la feria, que estará abierta hasta el sábado a las 20 horas. Cabe destacar que el mismo sábado a partir de las 11.00 tendrán lugar una exhibición de deporte rural y demostración de trabajo de una astilladora forestal. 

Navarra cuenta con un 65% de superficie forestal 

El Gobierno de Navarra, en el marco del III Plan Energético de Navarra horizonte 2020, ha realizado una apuesta decidida por la biomasa de origen forestal para usos térmicos, y está previsto que esta década se incremente en un 28 por ciento el consumo de energía procedente de esta fuente renovable. 

Se trata de un combustible que genera trabajo en los montes, beneficia a la economía y favorece el medio ambiente, ha añadido el Ejecutivo. El impacto potencial en cuanto a empleo se sitúa en torno a los 1.650 puestos de trabajo directos e indirectos, que se sumarían a los 4.000 que ya sostiene el sector en la actualidad, repartidos en 300 empresas de explotación forestal, serrerías, embalajes, almacenes y centros de fabricación. 

Son cada vez más los ayuntamientos, empresas y comunidades de vecinos que apuestan por este tipo de energía. La biomasa se ofrece en diferentes formatos, como pellet, astilla, leña, que se adecuan a las necesidades de confort y exigencias de las instalaciones. Son combustibles que mantienen un precio competitivo y estable frente al constante incremento del precio de los combustibles fósiles tradicionales, como el gas natural y el gasóleo. 

En los últimos 20 años, la superficie forestal en Navarra ha aumentado un 24%, alcanzando en la actualidad el 65% de la superficie total de la Comunidad. La extracción de madera de forma controlada y respetando el ciclo natural, ayuda a mantener la conservación de los bosques y genera actividad y riqueza económica, según datos del Gobierno. 

La Comunidad Foral cuenta con 501 instalaciones de biomasa para la generación de calor (calefacción y agua caliente), 441 de ellas instaladas en viviendas y 60 más en empresas, instalaciones hoteleras y entidades locales. La potencia térmica instalada por toda la geografía navarra se acerca ya a los 40.000 kilovatios.

Fuente: www.20minutos.com