viernes, 7 de febrero de 2014

Hotel Saliecho - biomasa integrada en un hotel de 4 ****

El Hotel Saliecho de Formigal alcanza la certificación energética A gracias a la nueva instalación de producción de energía a partir de biomasa.




El próximo jueves 6 de febrero se inaugura la instalación de producción de energía térmica a partir de biomasa. Para su funcionamiento se utilizará astilla forestal procedente de montes aragoneses, y se  generará la energía necesaria para la calefacción del hotel, para el calentamiento del agua del SPA y para producir el agua caliente sanitaria. De esta forma, el hotel espera cubrir el 100% de la energía térmica con una fuente renovable.

La cadena ECO HOTELES, junto con GEBIO JG, han desarrollado un proyecto de producción de energía térmica a partir de biomasa en uno de los principales hoteles de la cadena, el Saliecho. Este hotel se encuentra en la entrada de la urbanización de Formigal, dispone de 91 habitaciones, 9 de ellas VIP, y cuenta, entre otros equipamientos, con piscina interior e exterior, ambas climatizadas, SPA, saunas y gimnasio.

Antes de la ejecución del proyecto, el Hotel disponía de 2 calderas alimentadas con gasóleo. Estas calderas se han mantenido por razones de seguridad de servicio y de suministro, pero su uso pasará ser para emergencias o funcionamiento ocasional para evitar su deterioro.

La mayor dificultad del proyecto ha sido la construcción del silo de almacenamiento de combustible, que dadas las condiciones meteorológicas de la zona, debe tener el máximo volumen posible. Finalmente se optó por enterrarlo debajo del jardín del hotel, haciendo una entrada que permitiera la descarga de camiones, pero siempre intentando conservar la arquitectura del hotel con acabados en madera y pizarra.

El silo, con capacidad para 130m ³ de combustible, posibilita la descarga con camiones equipados con un piso móvil, con un volquete o con una descarga neumática, y está diseñado para poder trabajar con astilla forestal, pellet, hueso de aceituna o cáscara de almendra. Desde este silo, mediante un sistema de tornillo sin fin, se alimenta de manera automatizada a la caldera de biomasa en función de las necesidades térmicas del Hotel en cada momento.


Junto al silo, se ha ampliado una caseta existente para construir la nueva sala de calderas. Dentro, se encuentra una caldera con una potencia de 500 kW y cuenta con un sistema de análisis continúo de humos que permite ajustar los parámetros de combustión automáticamente para garantizar el máximo rendimiento. Se incorpora además un sistema de depuración de humos multiciclónico, para capturar las partículas que se puedan generar en la combustión.