lunes, 10 de febrero de 2014

Inauguración del sistema energético del Hotel Saliecho (nota de prensa)



El Hotel Saliecho inaugura su sistema de energía con biomasa
Se abrirá una línea de ayudas para proyectos de aprovechamiento forestal

El Hotel Saliecho de Formigal inauguró ayer su instalación de producción de energía térmica a partir de biomasa.
Jesús Pellejero, propietario de la cadena ECO Hoteles a la que pertenece el Saliecho -de cuatro estrellas-, dio la bienvenida a los asistentes entre quienes se encontraban la directora del Servicio Provincial de Industria e Innovación, Marta Rodríguez, y Javier Ruiz y Sergi Frigola, de Gebio JG, empresa que junto a Eco Hoteles han desarrollado el proyecto. Además, dirigieron una charla técnica y económica de la actuación, y Primitivo Málaga, director general de Gebio, se encargó de explicar el funcionamiento de la instalación.

La directora del Servicio Provincial destacó el aprovechamiento de los bosques con estos proyectos, y avanzó que en breve saldrá una línea de subvenciones que ayudaran a desarrollarlos.

En la charla se reiteró que en la combustión de la biomasa se consume madera pero “a un tamaño de una moneda de dos euros. Lo importante es el ahorro económico que supone”.

Antes de la ejecución del proyecto, el Hotel Saliecho disponía de dos calderas alimentadas con gasóleo. Estas se han mantenido por razones de seguridad, de servicio y de suministro, pero su uso pasará ser para emergencias o funcionamiento ocasional para evitar su deterioro.

Sergi Frigola, director de operaciones de Gebio JG, explicó que la mayor dificultad del pro- yecto ha sido la construcción del silo de almacenamiento de combustible. “Dadas las condiciones meteorológicas de la zona, debía tener el máximo volumen posible. Al final, se optó por enterrarlo debajo del jardín del hotel, haciendo una entrada que permitiera la descarga de camiones, pero siempre intentando conservar la arquitectura del hotel”, indicó.
La producción de energía a partir de biomasa se considera una fuente renovable. “El uso de astilla procedente de los montes frente al combustible fósil supone un ahorro de unos 300.000 kilos de CO2 anuales. Este factor ha sido clave para obtener una calificación energética A. La calificación energética es obligatoria para todos esos edificios que tengan que ser alquilados o vendidos”, comentó.

En cuanto a los beneficios económicos, y además de los ambientales, “el Hotel verá disminuido su gasto en energía térmica a menos de la mitad. Este ahorro servirá para pagar la amortización de la planta y el servicio de mantenimiento a Gebio JG, y aun así seguir ahorrando”, explican responsables del Hotel. 


Podeis ver la noticia de prensa en el siguiente enlace:
https://drive.google.com/file/d/0B487iHZdkDiXQm95TFR1blBxMTg/edit?usp=sharing